Exposición temprana al inglés

Un bebé está capacitado para adquirir naturalmente y sin esfuerzo una correcta pronunciación del inglés. A los 4 meses, un bebé puede distinguir cuando se le habla en diferentes idiomas y comprender el significado de palabras y frases. A los 6 meses el balbuceo ya tiene el acento de su lengua materna. A los 8 meses de vida el bebé puede producir, con exactitud, sonidos de cualquier idioma.
Con la exposición a otros idiomas, un niño puede aprender más de una lengua simultáneamente de forma natural al igual que un nativo.

Cómo trabajamos el inglés

En VIB Montemar estimulamos esta condición natural de los niños en el momento oportuno, para lograr una pronunciación similar a la nativa.
Los niños, entre los 4 meses y los 3 años de vida, graban con toda naturalidad y para siempre las estructuras del inglés, desarrollando una relación afectiva con el idioma, con los adultos y con los otros niños con quienes comparte el encuentro de aprendizaje.
El aprendizaje del idioma inglés pasa a ser parte de la vida de relación y de afecto con los demás. En estos encuentros de juego y alegría el niño ancla en su memoria emocional una experiencia positiva que lo estimula para seguir aprendiendo esta segunda lengua junto con su idioma natal.

Educación infantil en inglés

Con el método de aprendizaje que seguimos en VIB Montemar, el niño participa e internaliza naturalmente y sin esfuerzo la pronunciación, las estructuras del idioma y el vocabulario básico. También recita, participa en juegos y comprende la totalidad del idioma que usa un adulto para comunicarse espontáneamente con él.
Es muy importante que el alumno se sienta cómodo y no vea el inglés como una materia sino como una forma natural de comunicarse con los demás; igual que un bebe aprende su primer idioma por imitación y para poder pedir cosas, no como una asignatura o una obligación.

Las claves de nuestro sistema

Edit

Educación infantil bilingüe como enseñanza integral
El inglés se debe desarrollar de forma integrada mientras se realizan otras tareas a nivel psicomotor, social e intelectual, de modo que el segundo idioma no sea concebido como una asignatura aislada, sino que esté relacionado con el resto de materias, de este modo el segundo idioma está presente en las tareas rutinarias de la escuela, como en el comedor o en el tiempo de ocio y no sólo en las clases.

Edit

Rutina de actividades ágiles

Damos importancia a generar una rutina de actividades para afianzar la seguridad de los niños. Las tareas son juegos, canciones y cuentos, atractivos y con cierta repetición para repasar las lecciones.

Las actividades duran poco tiempo para adaptarse al periodo de atención que tienen los niños en estas edades, si se alarga una actividad que requiere más esfuerzo mental, esta sería menos productiva y puede generar rechazo por parte de los niños.

Edit

En ningún momento se fuerza el habla del inglés a los alumnos, ya que esta obligación puede generar ansiedad y dificultar su aprendizaje, en cambio se refuerzan los intentos por hablar inglés, animándoles a hacerlo siempre que les sea posible; el objetivo es que el segundo idioma sea percibido como una recompensa al esfuerzo personal de cada alumno.

Edit

El modelo de Respuesta física total es una serie de métodos que desarrolló el psicólogo Dr. James J. Asher. Esta teoría se basa en que al aprender un lenguaje adicional, este se interioriza a través de un descifrado de código que permite una fase de desarrollo de la comprensión previa a la creación del lenguaje por parte del niño.

El modelo TPR o total physical response se caracteriza en una asociación entre el lenguaje y el movimiento y se basa en el enfoque natural exponiendo a los alumnos a la lengua que aprenden de manera significativa.

Educación infantil bilingüe como enseñanza integral
El inglés se debe desarrollar de forma integrada mientras se realizan otras tareas a nivel psicomotor, social e intelectual, de modo que el segundo idioma no sea concebido como una asignatura aislada, sino que esté relacionado con el resto de materias, de este modo el segundo idioma está presente en las tareas rutinarias de la escuela, como en el comedor o en el tiempo de ocio y no sólo en las clases.

Rutina de actividades ágiles

Damos importancia a generar una rutina de actividades para afianzar la seguridad de los niños. Las tareas son juegos, canciones y cuentos, atractivos y con cierta repetición para repasar las lecciones.

Las actividades duran poco tiempo para adaptarse al periodo de atención que tienen los niños en estas edades, si se alarga una actividad que requiere más esfuerzo mental, esta sería menos productiva y puede generar rechazo por parte de los niños.

En ningún momento se fuerza el habla del inglés a los alumnos, ya que esta obligación puede generar ansiedad y dificultar su aprendizaje, en cambio se refuerzan los intentos por hablar inglés, animándoles a hacerlo siempre que les sea posible; el objetivo es que el segundo idioma sea percibido como una recompensa al esfuerzo personal de cada alumno.

El modelo de Respuesta física total es una serie de métodos que desarrolló el psicólogo Dr. James J. Asher. Esta teoría se basa en que al aprender un lenguaje adicional, este se interioriza a través de un descifrado de código que permite una fase de desarrollo de la comprensión previa a la creación del lenguaje por parte del niño.

El modelo TPR o total physical response se caracteriza en una asociación entre el lenguaje y el movimiento y se basa en el enfoque natural exponiendo a los alumnos a la lengua que aprenden de manera significativa.

Contáctanos

+ 34 625 441 386
info@escuelamontemar.com